La Corte de Apelaciones de Copiapó instruyó hoy –jueves 14 de mayo- a los tribunales de la jurisdicción el avance efectivo de la sustanciación de todos los procedimientos que les corresponde conocer, siempre manteniendo el resguardo de la salud  de los funcionarios judiciales y de los intervinientes.

En acuerdo de pleno extraordinario (rol 94-2020), el tribunal de alzada ordenó a todos los tribunales de la jurisdicción dar estricto cumplimiento a lo ordenado por la Corte Suprema, para la verificación de las audiencias y el avance efectivo de la sustanciación de todos los procedimientos y su realización mediante el sistema de video conferencia de todas las audiencias, e incluso presencialmente, en aquellas  cuya verificación no suponga riesgo para la salud de los jueces, funcionarios, testigos, peritos y demás intervinientes.

Del mismo modo, instruyó a los tribunales con competencia penal y de familia priorizar la realización de las audiencias preparatorias y de juicio relacionadas con violencia intrafamiliar o cualquier violencia de género, causas con imputados privados de libertad y, en general, aquellas materias descritas en los artículos 4, 11, 16 y 18 del Acta 53-2020 de la. Corte Suprema.

El acuerdo también señala que los tribunales con competencia de familia y laboral deberán «agendar y/o reagendar audiencias preparatorias y audiencias de juicios, en todos aquellos casos que el sistema de videoconferencia permita desarrollar adecuadamente las labores, sin vulnerar derechos de las partes, y resguardando los principios del debido proceso, y especialmente cuando las audiencias sólo requirieren la intervención de abogados o entidades relacionadas cuya intervención es factible de coordinar por el tribunal».

En este sentido, entendiendo que se encuentra vigente la emergencia sanitaria por covid-19,  para cumplir con lo indicado anteriormente los tribunales deberán «elaborar un protocolo con las acciones y medidas de seguridad para el resguardo de la salud de las personas, para la realización de las audiencias preparatorias y de juicio».

En ese sentido, el acuerdo de pleno puntualiza que estos protocolos deben ser difundidos a través de las diferentes plataformas que facilita el Poder Judicial y su «publicación visual en cada tribunal y toda otra medida conducente a dar publicidad del servicio que seguimos entregando a la ciudadanía».