Familias del sector Oasis desde mucho tiempo viven una dramática situación, tanto en lo habitacional, como en el suministro de servicio básico, ya que el vital elemento no se entrega continuamente y esto provoca situaciones de insalubridad.

Las familias viven en el sector Oasis, luego de perder sus vivienda producto de los aluviones de 2015 y 2017, así como también aquellas familias que por largos años han esperado la entrega de casa bajo un subsidio habitacional, fue así que nació esta conjunto de viviendas denominado «Condominio Social».

Uno de los principales problemas que aquejan a las familias, es la calidad de construcción de las viviendas y el lugar donde se levantaron las casas, argumentando que dicho sector fue ocupado por años, como vertedero y por razones obvias temen que las casas comiencen a ceder, además que la calidad de infraestructura no es la mas adecuada, para las llamadas viviendas «Ecosustentables», las y los vecinos reclaman, que las viviendas no cumplen los estándares mínimos de construcción argumentando que  no se puede poner un clavo en la pared, ya que esta puede ceder, acusan además, que algunas casa tienen filtración de agua desde el segundo piso, lo que hace temer que esta se desplome hacia el primer piso y ocasione algún accidente grave.

Otro tema importante y que sufren a diario los vecinos de este sector, es con la planta de tratamiento de aguas servidas, si bien en un principio, se construyó esa planta, fue para aprovechar las aguas, reciclarlas y así poder regar los jardines de todos los sectores que comprende esta población, sin embargo, nunca ha funcionado y eso ha colapsado los alcantarillados y produce la emanaciones de fuertes gases y olores, así como también la proliferación de vectores.

A estos vecinos lo que mas le afecta es la no entrega continua de agua potable, así como el estar pagando por un mal servicio y calidad, no entienden como es posible que la empresa a cargo del suministro, no tenga la capacidad de entregar agua diariamente y como corresponde a un población que supera los 1000 habitantes.

No entienden el porque se permitió  la construcción de viviendas en un sector donde no era factible la llegada de agua potable, la construcción de una planta de tratamiento de aguas servidas a pocos metros de distancia de las viviendas, por estas razones se sienten abandonas, engañados y que las viviendas son un total «Fraude»

Por mas de 3 años seguidos han tenido reiteradas reuniones la directiva con autoridades, pero de ninguna se ha obtenido respuesta concreta y satisfactoria, lo que ha conllevado a realizar manifestaciones y toma de carretera de forma pacifica, como una forma de llamar la atención, no solo de las autoridades comunales y provincial, sino regional y nacional, para que de una vez sean escuchados y puedan dar solución definitiva a una situación que complica a 260 familia de un mal llamado «Condominio Social».